logo

Ventajas y desventajas de las casas prefabricadas frente a las tradicionales

Escoge la que se adapte a tu estilo

Mucho se ha visto en programas de decoración y reformas estadounidenses, el tipo de construcción que generalmente usan, las famosas casas prefabricadas o viviendas modulares, las cuales ofrecen numerosas ventajas frente a la forma tradicional de construcción que se conoce de toda la vida.

En Gesmar 2000 nos hemos dado a la tarea de hacer una comparativa entre las casas prefabricadas y las tradicionales, para conocer sus ventajas y desventajas; aunque no se trata de una competencia, simplemente, conocer cuál estilo se adapta mejor, puesto que, esta tendencia está tomando cada vez más fuerza en España.

Tiempos de construcción: ¿Cuál es más rápida, una casa prefabricada o una tradicional?

Para estos tiempos en que la inmediatez es sinónimo de satisfacción, el tiempo de construcción de una vivienda tradicional, desde sus bases, puede ser todo un dolor de cabeza, teniendo como promedio entre 10 y 12 meses para que esté completa, sin tener en cuenta cualquier tipo de percance.

Ahora, las casas prefabricadas tardan menos de la mitad del tiempo, entre tres y cuatro meses, puesto que, gran parte de su construcción se realiza en fábricas y por módulos, evitando así, los contratiempos que generalmente atrasan la construcción, como puede ser el clima.

Costes de producción: ¿Cuál es más barata?

A primera vista puede parecer que una casa prefabricada suele ser más barata; sin embargo, hay varios factores que inciden en el costo total de una vivienda, sin tomar en cuenta el tipo de construcción; los factores principales son: terreno, acabados, tamaño, materiales, eficiencia, instalaciones, diseño y arquitecto.

Las empresas que trabajan con la construcción de viviendas modulares ofrecen precios competitivos, frente al mercado tradicional. Pero, hay que leer muy bien en qué consiste la oferta, es decir, lo que incluye el precio a pagar, para analizar cuál alternativa es realmente la mejor.

Capacidad de reubicación

Poder mover una casa y reubicarla en otro espacio es una de las grandes ventajas que ofrecen las casas prefabricadas, cosa que una construcción tradicional es imposible. Sin embargo, una casa móvil tiene ciertas características, que no se adaptan a todos los gustos, por lo cual, depende del propietario.

Personalización: lo que sí se puede y lo que no en la construcción

Las viviendas tradicionales ofrecen mayores ventajas, claro está, considerando el presupuesto, normativa, terreno y diseño arquitectónico disponibles. Las casas prefabricadas tienen modelos preestablecidos en las fábricas, por lo cual, cambiar estos diseños puede incrementar el coste y el tiempo de ensamble. Aunque esto depende plenamente del fabricante y lo que pueda permitir en cuanto a la personalización.

En este punto no hay una verdad absoluta, pero, la construcción tradicional ofrece más oportunidades para personalizar la vivienda.

Ampliación

Añadir más estancias según el espacio, disponibilidad y normativa lo permiten, es una opción que todo propietario espera tener. En el caso de las viviendas tradicionales, hay muchas condiciones para lograr una ampliación, lo cual es bastante restrictivo. Pero, las viviendas prefabricadas ofrecen esta opción de manera más sencilla, de hecho, los módulos pueden ser reubicados para agregar ese espacio extra que se desea.

Resistencia

En cuanto al tiempo de duración, ambos métodos ofrecen el mismo tiempo de duración, es decir, entre 50 y 70 años, siempre y cuando se respeten las normativas de construcción, tanto para la vivienda tradicional, como para las casas modulares.

Eficiencia energética

Hoy en día la eficiencia energética es sumamente importante para cualquier tipo de construcción, por lo cual, una vivienda puede tener alto grado de eficiencia, incluso autosuficiencia, independiente de su forma de construcción, puesto que, esto depende de los equipos que posea, como paneles solares, aerotermia, aerogeneradores, colectores de agua de lluvia y demás.

Lo que si puede influir en la sostenibilidad es el tipo de materiales y el tiempo de construcción. El uso de madera deja menor huella, pero se necesitan árboles para obtenerla.

Para concluir, no se puede decir que un tipo de construcción sea más ventajoso que otro, porque mucho depende de las necesidades, gustos y presupuesto del propietario, además de los factores del terreno y la normativa de construcción de cada Comunidad.

Esperamos que esta información te sirva para tomar decisiones sobre la vivienda que quieres tener. En Gesmar 2000 te acompañamos siempre.