logo

Cuáles son las reformas que ayudan a revalorizar un inmueble

Si vamos a vender una vivienda, tenemos que pararnos a pensar cuáles son los factores que van a conseguir que la venta se realice en un menor espacio de tiempo. Por un lado, acudir a una agencia inmobiliaria que pueda ayudarnos a vender el inmueble, resulta determinante, porque con ellos tendremos asesoramiento desde el primer momento y nos ayudarán, no solo a ponerle el precio adecuado sino a realizar la publicidad del inmueble, pero en cualquier caso, la imagen que muestre nuestra vivienda, es un aspecto fundamental para poder conseguir el objetivo.

Tenemos que pensar que durante el tiempo que hayamos estado en esta vivienda, el inmueble habrá sufrido un desgaste, además una vivienda que presente un aspecto completamente nuevo y listo para entrar a vivir, se vende en un menor espacio de tiempo, por eso, plantearnos la posibilidad de realizar reformas con las que podamos darle un toque actualizado a nuestro inmueble, es una garantía de que conseguiremos nuestro objetivo en un menor espacio de tiempo y además podremos revalorizar su precio.

Reformas principales que ayudan a revalorizar un inmueble

Para aprovechar al máximo nuestro presupuesto y realizar los cambios oportunos que realmente ayuden a vender un inmueble lo antes posible, hay que tener en cuenta qué es lo que buscan los compradores actuales y enfocarnos en realizar esas mejoras para conseguir compradores o inquilinos lo antes posible.
En Gesmar 2000 te explicamos cuáles son las reformas que llevan a revalorizar un inmueble para que puedas alquilar o vender en un menor espacio de tiempo.

Reorganizar el espacio

Las viviendas más antiguas suelen estar bastante compartimentadas, por eso y sobre todo para los pisos más pequeños, resulta interesante contemplar la idea de abrir y reorganizar el espacio. Lo más importante es que el inmueble se vea lo más amplio posible, y hay que aprovechar también para mejorar la entrada de luz natural o en su defecto, incluir puntos de luz en aquellos rincones más oscuros de la vivienda.

Renovar suelos, puertas y ventanas

Tanto los suelos, como las puertas y las ventanas son elementos en los que suelen fijarse los compradores o los inquilinos. El suelo sufre el desgaste diario de un inmueble y sustituirlo por uno nuevo dará uniformidad a la vivienda. Por su parte, la renovación de las puertas y ventanas, tiene que ir encaminada a mejorar la eficiencia energética del inmueble, que es un aspecto bastante valorado por los compradores actuales.


Actualizar la cocina y los baños

Además de los suelos, la cocina y el baño son estancias que se utilizan mucho en una vivienda, y que llaman la atención de los interesados, por lo tanto, merece la pena invertir dinero para actualizar tanto los muebles como los electrodomésticos de la cocina y en el caso del baño, puede ser buena idea sustituir la bañera por un plato de ducha, que es mucho más cómodo y que además sirve para ahorrar agua.


Añadir nuevo almacenamiento

Nunca sobran armarios ni sistemas de almacenaje en una vivienda, por eso, aprovecha las reformas para utilizar todos los huecos que tengas disponibles para crear nuevos armarios, una despensa, o espacios de almacenamiento útiles en la vivienda.


Instalar sistemas automatizados: domótica

Cualquier sistema de domótica que podamos incluir en nuestra vivienda, es decir, sistemas automatizados que nos ayuden con las tareas diarias del hogar y que se puedan gestionar desde un teléfono móvil o tablet, como por ejemplo: la temperatura de la vivienda, sistemas de seguridad, persianas y luces automáticas, etc., se verá como un valor añadido por parte de las personas que buscan una nueva vivienda, no solo porque una casa con domótica resulta mucho más cómoda sino porque son sistemas que también ayudan a mejorar la eficiencia energética

Junto con todas estas reformas, es fundamental incluir por supuesto, una nueva capa de pintura en colores neutros y añadir una decoración que incluya elementos funcionales y que no reste espacio a las estancias.

Lo mejor es acudir a alguna empresa especializada que nos ayude a realizar todas las reformas que podamos, teniendo en cuenta nuestro presupuesto, para sacarle el mayor partido a nuestra vivienda y que podamos revalorizar su precio.