logo

¿Por qué necesito una agencia inmobiliaria para agilizar la venta de mi vivienda?

La tendencia viene en aumento, desde Gesmar 2000 lo estamos viendo, cada vez más personas se deciden a poner la venta de su vivienda a través de una agencia inmobiliaria. Puesto que el proceso de venta de un inmueble es mucho más complicado de lo que comúnmente se cree, se requiere ciertos conocimientos y experiencia, para que un inmueble destaque entre tanta competencia y que se le pueda tener una venta exitosa.

En una cosa estamos de acuerdo, contratar una agencia inmobiliaria supone asesorarse con profesionales especializados que tienen la experiencia necesaria; son varias ventajas que se pueden obtener al utilizar los servicios de una agencia:

Asesoramiento profesional

El agente inmobiliario que trabaje en la venta de nuestro inmueble, no solo nos dará asesoría para fijar un precio adecuado, a través de una valoración objetiva de nuestra vivienda y nos enseñará cómo preparar el inmueble para su venta, sino que además podremos aprovechar sus técnicas de venta y sus técnicas de negociación para poder alcanzar el objetivo en el menor espacio de tiempo y con el mejor precio posible. La agencia inmobiliaria trabajará también en la publicidad de nuestro inmueble, puesto que tiene su propia cartera de clientes y conoce ampliamente los principales portales inmobiliarios. Hará una redacción ideal para el anuncio, con el propósito de que resulte llamativo para los futuros compradores. Asimismo, casi todas las agencias inmobiliarias ofrecen el servicio de reportaje fotográfico, con profesionales que sacarán lo mejor de nuestra vivienda para mostrar en el anuncio.

Una agencia inmobiliaria trabaja con nuevas tecnologías para vender antes

En la actualidad y gracias a la pandemia desatada por el coronavirus, vender una propiedad puede ser un poco más complicado entre particulares; sin embargo, el sector inmobiliario se ha valido de las nuevas tecnologías, implementando todas las herramientas a su alcance para minimizar las visitas físicas, lo que significa ganar una ventaja tanto para el comprador como para el vendedor, llegando a los mismos resultados.

Las agencias inmobiliarias actuales han implementado las nuevas tecnologías para facilitar procesos como la firma digital y nos gestionan la mayoría de la documentación online; además, están aplicando el tour virtual 3D, una manera dinámica para realizar visitas a inmuebles sin tener que salir de casa.

Ahorrar tiempo y dinero

Si utilizamos los servicios de una agencia inmobiliaria, vamos a ahorrar tiempo tanto en la búsqueda de clientes como en la gestión y tramitación de la documentación que se requiere para la venta. Generalmente no tenemos ni tiempo ni ánimos de estar atendiendo a los clientes que desean ver nuestro inmueble; pero, a través de una agencia inmobiliaria, será un agente profesional quien se encargará de esto, y también filtrará a todos los clientes, para que nosotros solo tengamos que atender a aquellos que realmente estén interesados.

Asimismo, y aunque tengamos que asumir los honorarios de la agencia una vez que termine todo el proceso, si valoramos todo el trabajo hecho por la inmobiliaria para nuestro beneficio, el tiempo y quebraderos de cabeza que, gracias a ellos, nos hemos ahorrado, ese gasto se será realmente una buena inversión, que ha conseguido llevarnos a nuestro objetivo de la mano de un profesional y en el menor tiempo posible.

Para poder hacer una correcta elección de la agencia Inmobiliaria hay que revisar estos aspectos:

  • Elegir una agencia inmobiliaria que nos genere confianza, además que se comprometa con el cumplimiento ético y responsable, reglamentado en un código deontológico.
  • Elegir una agencia inmobiliaria con una buena posición y reputación.
  • Elegir una agencia inmobiliaria con amplio conocimiento del mercado y que trabaje con buenas técnicas de publicidad y estrategias de venta.

En Gesmar 2000 somos profesionales inmobiliarios y cumplimos con todos estos requisitos. Nuestra agencia hará todo el proceso de venta de tu inmueble desde el principio y hasta el final, acompañándote y dándote toda la asesoría para los diferentes trámites y gestiones que conlleva un proceso de venta, así como dando solución a cualquier duda que puedas tener para que llegues a tu objetivo en el menor espacio de tiempo y al mejor precio.