logo

¿Te interesa la inversión en bienes raíces? Te explicamos algunas pautas para hacerlo

Para el tiempo actual no es un secreto que los bancos y la bolsa no otorgan la rentabilidad deseada, esto es una derivación de los efectos producidos por la pandemia, además de otras situaciones paralelas, como la duda por el futuro de las pensiones; por otra parte, la seguridad que ahora mismo posee el sector inmobiliario, está atrayendo a muchos particulares y pequeños ahorradores que deseen hacer una inversión a través de la compra de una propiedad.

Sin embargo, ser propietario de una vivienda con el fin de obtener rentabilidad a través del alquiler no es una tarea fácil, puesto que, si la decisión se toma por un impulso o información errónea, el pequeño inversor correrá un gran riesgo, ya que su inversión será de mayor envergadura al utilizar todos sus ahorros.

Si pretendes hacer esta inversión, en Gesmar 2000 hemos recopilado las pautas más recomendadas por los expertos, para identificar de la forma que lo haría un profesional, si una determinada vivienda tiene el precio justo para adquirirlo con el fin de alquilarlo. Sigue leyendo:

Análisis de la rentabilidad bruta

El método, que generalmente se recomienda para este análisis, es hacer los cálculos pertinentes, multiplicando por 12 meses el valor del alquiler mensual. Para este caso, se recomienda hacer una recopilación de los precios actuales de las viviendas similares en el sector donde se encuentra el inmueble que deseamos comprar. Esta información se puede recopilar a través de las preguntas que se pueda hacer a los vecinos o los porteros de las urbanizaciones, o sencillamente, utilizando la búsqueda en los principales portales inmobiliarios en internet. Cualquiera que sea el medio para obtener la información, servirá para hacerse una idea del precio base de la propiedad, pero no el precio real para posiblemente alquilar la vivienda, sí se llega a concretar la inversión, pues a esta cifra se debe aplicar un ajuste cercano al 10% de descuento.

Posteriormente, se procede a sacar todos los descuentos adjuntos que corresponderían a los gastos que conlleva ser propietario, como son: suministros, pagos a la comunidad de vecinos, seguros del hogar y protección de propietarios, posibles reparaciones, impuestos anuales, y otros específicos según se presenten. También se debe considerar el tiempo en el cual la vivienda podría estar sin inquilinos. Teniendo estos conceptos claros se calcularía la rentabilidad que se puede obtener.

 

El método de valoración PER

Otro método más útil, simplificado y profesional que puede servirte de soporte para tomar esta decisión, teniendo un criterio mucho más objetivo y experto, es usando el método de valoración PER.

Este método de cálculo relaciona el número de veces en las cuales el valor de la vivienda contiene el dinero recibido en concepto de alquiler. Como ejemplo, si se compra una propiedad con un valor aproximado en 250.000 euros, con un alquiler cercano de 6.800 euros al año, significa que será necesario esperar casi 37 años para alcanzar el valor invertido, lo cual es demasiado tiempo en el mundo de las inversiones, sobre todo considerando que en España, este indicador PER se mantiene desde la última década, en 25 años; en Madrid y Barcelona hay un PER de 27.

Para tener mayor claridad, debes tener en cuenta que de acuerdo a los últimos datos del Banco de España, durante el pasado mes de marzo de 2022, alquilar una propiedad en el territorio español consiguió una rentabilidad a 12 meses del 5.4%. Comparando esta cifra con la rentabilidad bruta anual que se obtiene por los depósitos bancarios, ser propietario de un inmueble para ser alquilado resulta bastante atractivo, mucho más si se tiene en cuenta que las rentas por concepto de alquiler se ajustan según el IPC, mientras que el dinero no.

Para considerar aún más la opción de comprar una vivienda con fines de inversión, los expertos esperan que las previsiones de crecimiento en la economía española se mantengan positivas para los próximos dos años, por lo cual es el momento de actuar.

Si quieres hacer realidad el proyecto de una inversión inmobiliaria, consulta con nuestros asesores, tenemos una amplia oferta de inmuebles; además te daremos toda la información y herramientas necesarias para tomar la mejor decisión.